jorge carlos fernandez frances

¿Cuál es el futuro de los autos autónomos?

Los autos autónomos forman parte de un movimiento tecnológico liderado por la inteligencia artificial y el internet de las cosas, mismo que aún tiene un futuro con cierta incertidumbre. A pesar de esto, una gran cantidad de fabricantes siguen apostando por el desarrollo de alternativas que no necesiten de un conductor en todo momento, ya sea para el traslado de pasajeros o de carga. Así mismo, la otra cara de la moneda conjunta a individuos y organizaciones que se mantienen escépticos al desarrollo de los vehículos autónomos, asegurando que no podrán imponerse en las calles de manera masiva.

Sin importar la posición que cada quien pueda tener acerca del futuro de los autos autónomos, la realidad es que en los próximos años seguiremos viendo avances y presentaciones por parte de las grandes empresas tecnológicas en este ámbito, y estas innovaciones serán parte de la movilidad del futuro de una u otra forma. Incluso si no se llegaran a implementar de manera total y definitiva los vehículos autónomos, estas tecnologías podrán ser útiles para mejorar la capacidad de movilidad en las ciudades mediante nuevos niveles de automatización, disminuyendo así problemas de la actualidad como el tráfico y la contaminación de las grandes urbes.

También se sabe que la percepción del público sobre los autos autónomos en el futuro se verá alterada de acuerdo con las innovaciones tecnológicas que se vayan presentando. Como ejemplo de esto se encuentra un estudio publicado por el Capgemini Research Institute, donde solo 25 de cada 100 consumidores expresaron su preferencia por manejar un vehículo autónomo durante el año 2019, pero esta cifra se duplicaba al plantearles la misma posibilidad para el año 2024. En este mismo estudio, la mayoría de los consumidores se encontraban dispuestos a pagar hasta un 20% adicional por un vehículo autónomo, además de que la mayoría de los entrevistados consideraron que este tipo de automóviles posibilitarán un gran ahorro de combustible y de tiempo. Esto nos da a entender que los consumidores tienen un alto nivel de expectativas para el crecimiento y desarrollo de tecnologías que posibiliten perfeccionar la experiencia del uso de autos autónomos en los próximos años.

Sin duda alguna, dentro de las siguientes dos o tres décadas se determinará el futuro que tendrán los autos autónomos, mismos que deberán demostrar las capacidades técnicas suficientes para tomar las decisiones que, hoy por hoy, es capaz de tomar un conductor humano al volante. De lo contrario, estas tecnologías deberán evolucionar para convertirse en el futuro del transporte, a pesar de que no necesariamente se presenten como los autos autónomos que se han incorporado a los caminos hasta el día de hoy.

jorge carlos fernandez frances

Lo bueno y lo malo de tener un auto

El auto es uno de los principales medios de transporte que existen en la sociedad moderna. Prueba de ello es la imagen urbana de prácticamente cualquier ciudad del mundo, en la cual se observarán innumerables automóviles recorriendo las calles de un lugar a otro, tanto de uso individual como de una gran diversidad de servicios necesarios en las grandes urbes. Sin embargo, es importante resaltar que hay diferentes factores tanto positivos como negativos de que una persona decida adquirir y utilizar un automóvil para sus tareas diarias. Es por esto que, con ayuda de Jorge Carlos Fernández Francés, consultor en temas automotrices, analizaremos en este artículo lo bueno y lo malo de tener un auto propio.

Comenzando con las ventajas, al contar con un automóvil para uso personal tenemos una mayor cantidad de libertad para elegir a dónde transportarnos, en qué momento y a través de qué ruta. Así mismo, podemos considerar que existe un ahorro importante de tiempo al no depender de los horarios de transporte público o de servicios de terceros para comenzar con nuestros traslados. Así mismo, transportarnos en un auto personal nos permite mantener la privacidad y comodidad a la hora de nuestros trayectos, independientemente de si se trata de una distancia corta o de un viaje largo.

Además, la libertad de viajar a otras ciudades, o incluso estados o países (dependiendo del lugar en el que nos encontremos), sin depender de los horarios fijos que puedan ofrecernos los autobuses o las aerolíneas es una ventaja que siempre se agradece, principalmente cuando no podemos prever todas las necesidades personales o laborales. De igual manera, tenemos la posibilidad de llevar a varias personas, o una cantidad considerable de carga, a cualquiera que sea nuestro destino, pudiendo así ofrecer ayuda a nuestros amigos, compañeros o familia en una enorme cantidad de situaciones.

Por otro lado, las desventajas de tener un automóvil se han impuesto en los últimos años gracias a las alternativas que el mercado ha comenzado a ofrecer a las personas, además del impacto ambiental que los autos, como conjunto, pueden provocar. Uno de los lados negativos más notorios es el costo inicial, de combustible y de mantenimiento del vehículo, así como las regulaciones gubernamentales y otros costos adicionales como el seguro automotriz. Todo esto constituye un desembolso económico que no todas las personas pueden costear, lo cual los lleva a aprovechar alternativas como el transporte público o vehículos alternativos como la bicicleta.

Finalmente, se debe considerar otro de los puntos malos de tener un auto, el cual es lidiar y contribuir a la formación del tráfico en las grandes ciudades, aunado a la contaminación que puede generar si no se mantiene el vehículo en óptimas condiciones. Es por todo esto que muchas personas han comenzado a aprovechar las nuevas iniciativas de transporte privado que han aparecido en el mercado, muchas de las cuales ofrecen traslados rápidos, económicos y personalizados a través de aplicaciones para el celular, para así suplir sus necesidades de transporte con varias de las ventajas que ofrece el automóvil propio al mismo tiempo que omiten algunas de sus desventajas.

jorge carlos fernandez frances hummer

Nueva Hummer Eléctrica 2020 – Jorge Carlos Fernández Francés

Soy Jorge Carlos Fernández Francés y traigo una noticia que ha muchos les alegrará y a otros no tanto pues Hummer vuelve a la vida después de una década de hibernación, aunque ya no como una marca autónoma sino como una gama dentro del sello GMC, uno de los integrantes del consorcio General Motors.
Hummer nació como un vehículo para operaciones militares y se hizo popular en las imágenes de multitud de contiendas por todo el mundo, las apariciones más mediáticas de los Hummer han sido de la mano de personajes famosos.
De manera oficial, el nuevo Hummer EV será presentado el próximo 20 de mayo, y aunque no han mencionado ningún detalle general sobre el modelo, los planes eléctricos de la compañía a futuro son bastante ambiciosos y están encabezados justamente por esta camioneta que ahora sabemos que no sólo llegará en versión pick-up, sino también en una variante SUV. De acuerdo con las declaraciones de los responsables de GM, en primer lugar, podremos conocer la variante pick-up del Hummer EV en tres distintas versiones que podrán tener de uno a tres motores eléctricos, siendo esta última versión la que entregará los prometidos 1,000 caballos de fuerza.
Sin embargo, tiempo después tendremos la oportunidad de conocer un segundo modelo, este con carrocería SUV más parecido al antiguo H2, con las mismas configuraciones de motor y los mismos niveles de potencia, aunque mayor comodidad para sus pasajeros.
Lo mejor de cualquiera de estas configuraciones es que estarán diseñados como vehículos totalmente modulares, lo que dará pie a desmontar piezas como el techo o las puertas del vehículo para ajustarse a las necesidades del camino, tal como lo hace actualmente el Jeep Wrangler o lo hará en el futuro el nuevo Ford Bronco. Según altos mandos de General Motors, la versión pick-up del nuevo Hummer EV será presentada en mayo mientras que la versión SUV tendría que esperar al menos hasta finales del año 2020 para ver la luz.